La boda de Nerea y Carlos

La boda de Nerea y Carlos

Nerea y Carlos son una de esas parejas con las que conectamos desde el principio. Desprendían amor y eso nos encantó. Además, tenían muy claro lo que les gustaba y lo que no, y nos hicieron el trabajo muy fácil y sobre todo muy cómodo.

Aunque vivían en Ibiza, venían de vez en cuando Barcelona y cada vez que estaban aquí aprovechábamos para hacer todas las visitas y que estuvieran al tanto de cada avance para su gran día.

Los detalles de la boda de Nerea y Carlos

El lugar escogido fue Can Bonastre, un Wine Resort a escasos 40 km de Barcelona. Un entorno rodeado por viñedos y lleno de encanto que fue perfecto para su gran día.

Los tonos que utilizamos para la decoración fueron principalmente rosados, dorado y blanco. Las mesa principal tenía un estilo de cuento con grandes candelabros y centros dorados, y el resto de mesas compartían también los centros dorados con peonias rosadas, anaranjadas y blancas. Toda la decoración floral la hizo Molist Floristes, y fue un placer trabajar con ellos.

La parte más dulce la puso Platitos de Azúcar con una mesa dulce en la que no faltaba ni un detalle. Ese era un punto muy importante para los novios y no podía estar más perfecto.

De la fotografía se encargo Laura Chacón y, como podéis ver, el resultado es genial.

Los vestidos de la novia

El sueño de Nerea era tener un vestido en el que se sintiese una princesa y se viera guapísima. Cuando fuimos a Pronovias a acompañarla ya habíamos hablado con la asesora sobre el estilo que más encajaba con ella y teníamos escogidos algunos modelos. De entre esos se probó uno con el que le cambió la cara, a ella y a todas sus acompañantes. Enseguida se dio cuenta de que era su vestido, pero se siguió dejando aconsejar tanto por la especialista como por sus familiares y amigas. Cuando se probó un vestido completamente diferente al que le había gustado, más ajustado, con pedrería en los tirantes y liso, decidió que ese sería su segundo vestido.

Aún así no salió directamente de la tienda con los dos vestidos, sino que fue a mirar más estilos y a probarse más diseños. Cuantos más se probaba, más cuenta se daba de que realmente los que más le gustaban eran los dos de Pronovias, así que finalmente se quedó con ellos.

El primero, con encaje y falda con volumen, lo lució durante la ceremonia y en la primera parte de la celebración, y el otro se lo puso en la segunda parte. Estaba espectacular con los dos, y acertó totalmente escogiendo dos estilos tan distintos para que fuera un cambio realmente muy notable.

No Comments

Post A Comment