¿Casarse en gananciales o con separación de bienes?

¿Casarse en gananciales o con separación de bienes?

Prefieras los matrimonios por gananciales o con separación de bienes, esto te interesa.

 

Para preparar una boda se piensan muchas cosas: ¿a quién invitar? ¿qué decoración escoger? ¿que detalle hacer a los invitados? Pero a veces nos olvidamos de cosas básicas del matrimonio. Aunque pueda sonar un poco frío, la religión y el dinero son dos puntos esenciales en una pareja, y es importantísimo que las parejas hablen y se sinceren para pactar la manera en la que quieren que todo transcurra.

Hace ya un tiempo os hablamos sobre las bodas civiles y las religiosas, y hoy os queremos hablar sobre los regímenes económicos del matrimonio.

¿Gananciales o con separación de bienes?

Esta es la pregunta que muchas parejas se hacen. A veces puede ser un tema difícil de hablar en pareja, pero es importante tener total confianza en la persona con la que te vas a casar y no convertirlo en un tema tabú.

Para poder decidir, primero es esencial conocer cada uno de los regímenes:

Gananciales

“Lo tuyo es mío y lo mío es tuyo”. Quizás el régimen más “romántico”, en el que desde el momento del matrimonio todo pasa a ser conjunto. Se comparten tanto los bienes anteriores a la boda como los que se obtengan durante el matrimonio. En la mayoría de España se sigue este régimen.

Separación de bienes

Cada uno tiene sus bienes, y seguirá siendo así. Menos romántico pero muchas veces más práctico, ya que en gananciales no solamente se comparten las cosas buenas, sino también, por ejemplo, las deudas. En caso de que uno de la pareja contraiga una deuda, el otro tendrá que responder también con su dinero, por lo que en algunos casos puede haber problemas. En algunas comunidades, como Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana, el régimen que se aplica automáticamente es el de separación de bienes.

¿Cómo cambiar el régimen?

Si el régimen que se aplica automáticamente en tu comunidad autónoma no es el que tú y tu pareja preferís, podéis cambiarlo mediante capitulaciones matrimoniales. Las capitulaciones son un convenio que se establece entre las dos personas que van a contraer matrimonio para decidir el régimen económico del matrimonio, y se tienen que hacer ante notario. También hay la posibilidad de hacer un contrato post-matrimonial, y cambiar el régimen entonces, pero te recomendamos hacerlo antes.

¿Qué es mejor?

No hay una respuesta a esa pregunta. Todo depende de la pareja, de lo que quieran, de los negocios y bienes que tengan… Lo más importante es la comunicación en la pareja, poder hablar y decidir conjuntamente, y que no sea un tema tabú. Te casas con la persona con la que, supuestamente, compartirás el resto de tu vida, así que debéis poder hablar de todo sin problemas.

Si tenéis alguna duda siempre podéis hablar con un especialista y este os asesorará sobre la mejor opción en vuestro caso.

No Comments

Post A Comment