Desayuno del día B

Todas pensamos en el menú de la boda, qué queremos que coman nuestros invitados, qué queremos que beban… Dejando así de lado una de las cosas más importantes del día: ¿Qué desayunaremos?

Siempre se dice que el desayuno es la comida más importante del día, pero cuando se trata de nuestra boda lo es todavía más. Antes de la ceremonia pasamos mucho tiempo arreglándonos, maquillándonos, peinándonos… Tiempo durante el cual no podemos comer. Luego, cuando se acaba la ceremonia y empieza el banquete, aunque pensemos que vamos a probar todo el menú de nuestra boda, la realidad es que entre hablar con unos y con otros, y la euforia del momento, ni tenemos tiempo ni nos apetece comer. Es por eso que es esencial desayunar bien, porque en un día tan especial no queremos mareos, ni fatiga, ni dolores de barriga.

Lo más normal es que los nervios hagan que nuestro estómago se cierre, y por eso lo ideal es tener una amiga-madre-hermana que esté a nuestro lado y nos obligue a comer.

Como en todo, cada experto tendrá su opinión, y habrá algunos que restringirán la mayoría de los alimentos para que nuestra barriga se vea lo más plana posible. Nuestro consejo: come lo que sabes que te sienta bien.

Aun así, hay algunos alimentos en los que todo el mundo coincide, tanto sea para bien como para mal:

 

SÍ QUIERO

-Manzanilla o tila: Nos ayudan a calmar los nervios y siempre sientan bien. Aunque normalmente tomemos edulcorantes, este día es muy recomendable añadir azúcar (sin pasarse) para evitar mareos.

-Fruta fresca: Cualquier fruta fresca nos dará una dosis de energía y no nos hinchará. El plátano es también una buena opción ya que tendremos sensación de saciedad y nos aporta mucha energía. Evitar frutas que manchen los dientes, en especial los frutos rojos.

-Pequeño bocata: Un básico, suele sentar bien a todo el mundo y da energía. No pasarse de cantidad porque sino puede hincharnos. Evitar embutidos, en especial chorizo.

-Avena: Pura energía, genial para un desayuno completo.

-Mucha agua: Esencial la buena hidratación. Ayuda a no retener líquidos y hace que nuestra piel se vea mucho mejor. Le podemos añadir menta, pepino, manzana, naranja… Cualquier cosa que nos guste para hacerla más fresca y añadirle un poco de sabor natural.

Fuente: Pinterest

 

NO QUIERO

-Café o té: Cualquier bebida que tenga cafeína nos pondrá más nerviosas y, además, mancha los dientes. Aunque seamos muy adictas y creamos que lo necesitemos, es uno de los alimentos que la amiga-madre-hermana tiene que evitar que tomemos.

-Pasteles, bollería o alimentos muy dulces: Aunque un poco de azúcar es necesario para aportarnos energía, demasiado puede ponernos demasiado nerviosas y además hincha mucho la barriga. Si nuestro vestido es un poco ajustado no es una buena idea, y aunque no lo sea nadie se quiere sentir pesado en su boda.

-Leche animal: Aunque mucha gente la toma cada día, está demostrado que es un alimento al que muchos, aunque no lo sepamos, somos intolerantes. Muchas veces sienta mal, y el día de nuestra boda no es buen día para jugar a la ruleta rusa. Si justamente te pasa ese día, al que se suman grandes nervios, te arrepentirás siempre. Con el yogurt más de lo mismo.

-Mucha sal: Un poco de sal es perfecta para que no nos baje la tensión, pero demasiada hace retener líquidos, algo que no nos interesa en absoluto.

cafe-e1474368501593
bolleria
leche
sal

Fuente: Pinterest

 

Una idea muy original para el día de la boda son las cajitas de desayuno que últimamente se están poniendo de moda. Los amigos o familiares del novio o la novia encargan la caja de desayuno, haciendo que la mañana de la boda le llegue a su casa o a donde haya dormido.

Fuente: Pinterest

 

Y vosotras, ¿qué creéis que se tiene que desayunar el día B y qué debemos prohibirnos?

 

No Comments

Post A Comment